Las protecciones integrales cubren la totalidad del torso incluyendo pecho, espalda, codos y hombros en una sola pieza. Este tipo de protecciones permiten la mejor integración y movilidad. Combinan compuestos duros con otros más blandos para mantener la mejor protección sin comprometer la movilidad.


} });