Nuestras rodillas son una parte muy sensible de nuestro cuerpo, una lesión en rodilla conlleva consigo una recuperación larga además de una importante pérdida de movilidad y dificultades para caminar.

Por ello, las rodilleras nos pueden ahorrar más de un disgusto. Las hay específicas para carretera y off-road, interiores (como recambio a las protecciones de un pantalón) o exteriores, con ajuste normal u ortopédicas. En definitiva, existe una rodillera para cada rodilla.


} });