La ropa térmica es una solución muy práctica para controlar nuestra temperatura sin que ello nos reste comodidad o movilidad. 

Una prenda térmica, ya sea una camiseta, pantalón o sotomono, puede ayudarnos a mantener gran parte de nuestro calor corporal sin que este se convierta en un engorro. Su tejido elástico y transpirable le confiere una comodidad inigualable.

Aunque normalmente siempre se ha relacionado la ropa térmica con el frío, también existe ropa térmica que nos ayuda a refrescarnos.

LAS MEJORES MARCAS

} });